fv pres 2

La fachada, mejor ventilada.

Con este post damos comienzo a una serie de artículos dedicados a intervenciones relacionadas con la renovación de la envolvente térmica de los edificios, en aras de mejorar su eficiencia energética.

Y por seguir cierto orden empezaremos hablando de los sistemas de renovación térmica por el exterior, entre los cuales el uso de fachadas ventiladas es uno de los principales representantes.

Por intentar resumirlo en una sola frase, ejecutar una fachada ventilada es como darle al edificio una segunda piel. Consiste en aplicar aislamiento térmico por el exterior de las fachadas, revestido mediante un aplacado, el cual es soportado por una serie de perfiles metálicos anclados al cerramiento del edificio. En relación al aislamiento térmico se puede utilizar prácticamente cualquier tipo de material aislante, desde los proyectados  (tales como poliuretano o lanas minerales) hasta las planchas rígidas, pasando mantas de fibras.

croquis fv

Elegir una fachada ventilada a la hora de renovar térmicamente los cerramientos es una apuesta segura. Entre las grandes virtudes de este sistema se cuentan las siguientes:

  • Es uno de los sistemas de fachada más eficaces en cuanto a protección térmica y, por tanto, energéticamente eficientes, lo cual repercute en otros aspectos como en el menor riesgo de aparición de humedades de condensación en el interior. Los motivos de este buen comportamiento se explican un poco más abajo.
  • Al tratarse de una intervención por el exterior, no afecta al espacio aprovechable en el interior del edificio, de forma que su puesta en obra apenas perturba la actividad en el interior del edificio.

FV 2        FV 1

  • La revalorización estética del edificio es posiblemente el aspecto más reseñable del uso de este sistema, ya que el aplacado de revestimiento transforma radicalmente la presencia de la fachada, la ennoblece. La versatilidad de acabado juega a favor de este argumento: aunque las placas cerámicas son probablemente el tipo de revestimiento más estandarizado, las fachadas ventiladas admiten gran variedad de materiales (maderas,  diferentes tipos lamas, aluminio, piedras naturales, vidrios, etc.) que además permiten combinarse entre sí, dando lugar en ocasiones a resultados espectaculares.
  •  Como mejora adicional, podemos añadir que, al tratarse de un sistema con cierto grado de industrialización, cuyos componentes con puestos en obra mediante ensamblaje, posibilita una obra más limpia que otros sistemas.

La desventaja del sistema te la puedes imaginar. Los indudables beneficios que aporta una fachada ventilada se refleja en el precio de este sistema constructivo. Su instalación puede rondar los 70-95 euros/m2, pudiéndose elevarse hasta límites insospechados en función del diseño de la fachada, del material de revestimiento y sobre todo, del fabricante.

Funcionamiento del sistema.

DFV Sistemaecíamos antes que las fachadas ventiladas son uno de los sistemas más eficientes en cuanto a protección térmica, veamos por qué.

Aparte de la razón evidente de que estamos dotando a los cerramientos verticales de un aislamiento térmico del cual carecían, el hecho de disponer dicho aislante por exterior resulta mucho más efectivo que por el interior, ya que esta protección térmica es continua a lo largo del edificio y por tanto, se eliminan los puentes térmicos que se producirían si el aislamiento se instalara por el interior de la fachada.

FV Func.Pero la gran diferencia, la peculiaridad de este sistema viene determinada por el trabajo en equipo que desarrollan el aplacado exterior y la cámara de aire que se queda entre éste y el aislamiento. Mientras que el aplacado evita la radiación solar directa sobre los muros en verano, la cámara de aire permite evacuar el aire caliente que se produce (gracias a un efecto chimenea) mientras que en invierno, dicha cámara trabaja evitando pérdidas de calor.

El resultado es un sistema compuesto que proporciona una defensa térmica brutal.

En conclusión.

La utilización de una fachada ventilada en la rehabilitación de las fachadas supone una propuesta de valor inmensa para el edificio, ya que mejora considerablemente el comportamiento energético de la envolvente  al mismo tiempo que dota a las fachadas de un aspecto muy elegante. Dos aspectos que contribuyen notablemente a la revitalización económica del edificio.

One thought on “La fachada, mejor ventilada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>